Restauración de una balanza romana cordobesa.

Restauracion y reparación de romana con pilón corredera.
He tenido la suerte de poder restaurar y ajustar está magnífica balanza romana de la colección particular de uno de mis queridos clientes.

Una vez desmontada cada una de las piezas de está balanza romana he procedido a limpiar concienzudamente cada rincón. Después he pulido y abrillantado; para seguir con su montaje exacto y ajuste. Concluyó con el barnizado de la romana.

Seguramente esté tipo de balanza romana sea una invención de los árabes de la ciudad de Córdoba. A está balanza romana se le llama también romana cordobesa.
Sobre la misma cara de la barra se ven representadas las pesadas de por lo menor y por lo mayor; trazadas en dos escalas diferentes, una arriba y otra debajo.

Para pesadas por lo menor, a partir de cero kilogramos, el pilón de contrapeso o pilón suelto, se coloca sobre el ojo o ventana ovalada en el extremo de la cabeza. Mientras el pilón corredera que recorre la barra, nos indica el peso exacto trazado en la escala de arriba de esta romana .

Para pesadas por lo mayor, colocamos el pilón contrapeso o pilón suelto sobre el pilón corredera de la barra y leemos el peso exacto trazado en la escala inferior de esta balanza romana cordobesa.

Está balanza romana, lleva dos ejes, un solo fiel fundido en latón, dos alcobas, dos calamones,  dos ganchos, un botón  de latón al final de barra y un registro o manezuela para sujetar el pilón contrapeso. Todas estas piezas son fabricadas en moldes de fundición. Los pilones son carcasas de fundición en latón y rellenas de plomo.

La longitud total de esta balanza romana cordobesa es de 71 centímetros. Por lo menor tiene un alcance de cero a 31,500 kilos; fraccionada cada 250 gramos. Por lo mayor tiene un alcance de 30 a 123,500 kilogramos; fraccionada cada 500 gramos.

Con la limpieza de esta balanza romana descubrimos el sello de su fabricante: Dionisio Pérez. Valladolid. Con número de serie 42104.
Mi imaginación deduce que está balanza romana fue elaborada en 1942 y que el romanero Dionisio ya había fabricado 104 romanas ese año o tal vez de este modelo ya había construido 104 romanas y está corresponde al año 1942.
Este número de serie también está inscrito en el pilón, para que romana y pilón sean inseparables; la una sin el otro no podríamos conseguir pesos exactos y reales. No pueden intercambiarse con otra balanza romana parecida.
Tanto la romana como el pilón contrapeso tienen inscritos las marcas realizadas por la figura administrativa de » el fiel contraste» que certificaba que romana y pilón estaban correctos para fiarse de sus pesadas.

1 comentario en “Restauración de una balanza romana cordobesa.”

  1. Buenas tardes,
    Nosotros tenemos una balanza cexactamente igual que la que aparece en su comentario.
    Está hecha por Rico y Pulgar en Córdoba y su estado de conservación es perfecto.
    Nos gustaría saber si usted tiene alguna información al respecto y una dirección mail para adjuntar le fotos de nuestra balanza romana.
    Un cordial saludo y gracias de antemano

    Responder

Responder a Beatriz Martínez Gayoso Cancelar la respuesta